Salvador Vendió Su Bicicleta Por 5 G$s

GoodDollarHQ GoodDollarHQ
La primera venta local pagada por G$ la realizó Salvador en España cuando vendió una bicicleta vieja.
La primera venta local pagada por G$ la realizó Salvador en España cuando vendió una bicicleta vieja

En GoodDollar, la comunidad es lo más importante para nosotros. Gracias a su ingenio y variedad de habilidades, los miembros de nuestra comunidad están usando GoodDollar para impulsar una economía circular en crecimiento en G$, crear proyectos de la comunidad local y participar en un animado debate sobre la mejor manera de hacerlo realidad. Atribuimos el primero de estos casos de uso reales a #GoodPerson Salvador Perez en Valencia España, cuando vendió su bicicleta por 5 G$. Un viejo amigo de GoodDollar desde nuestros días de billetera beta, Salvador habla con nosotros para revelar toda la historia.

¿Como te enteraste de GoodDollar?

Hace ya algunos años un compañero de trabajo me habló de Mannabase, una propuesta de renta básica universal construida sobre la tecnología blockchain. Hacía poco que había terminado mi tesis doctoral que versaba en torno al campo de la financiación colectiva de proyectos sociales y, en el proceso de investigación, me encontré en varias ocasiones con la tecnología blockchain.

Continué mi investigación a cerca de la tecnología blockchain en el área de la renta básica, Hice un par de papers en torno a ella y encontré en el camino otras iniciativas (UBU, Swfitdemand, circle) y posteriormente Gooddollar. Esta última me llamó especialmente la atención al ser impulsada por eToro.  A pesar de ello y fruto de la curiosidad me inscribí en el experimento previo al lanzamiento público del proyecto . Con el paso del tiempo y mi seguimiento del proyecto Gooddollar con una curiosidad tremenda, superé mis resistencias y me enamoré del proyecto.

GoodDollar no es el objetivo. GoodDollar es la herramienta.

¿Qué te emociona más de GoodDollar?

Sin duda el poder que tiene como herramienta. Yo entiendo Gooddollar como una herramienta con la que innovar, construir y transformar el sistema económico injusto y dañino bajo cuya sombra vivimos. La pregunta es, ¿ transformarlo en qué? La respuesta para mi es clara: simplemente en una red de eco sistemas complementarios construidos por la propia sociedad. Eso es lo que me emociona de Gooddollar.

La clave es que esas personas usuarias empiecen a actuar como comunidad, a sentirse comunidad, a pensar colectivamente y a largo plazo. La herramienta para todo esto es Gooddollar.

Tu fuiste la primera persona que dio valor a la moneda G$ cuando vendiste una bicicleta para 5 G$. ¿Me puedes contar la lógica y cómo lograste hacerlo? 

Vivo en Albal, un pueblo de la provincia de València en el Estado español y ahí nos hemos unido un grupo de personas, todavía pequeño,  que compartimos el modo de entender la vida y el sistema en el que queremos vivir. Todos nosotros somos usuarios de GoodDollar, y hemos comenzado a usar GoodDollar para reflejar, entender y probar cómo implementar un sistema económico alternativo para vivir. 

La transferencia de la bicicleta fue fruto de una reflexión a la que llegamos entre el comprador y yo. Para mí era un recurso que no utilizaba o necesitaba. Simplemente ocupaba un espacio en mi trastero. Para la persona que recibió la bicicleta supone la posibilidad de desplazarse con mayor facilidad, algo que él valora. Para llegar a este precio de 5 G$, partiendo de una referencia de valor del G$ inexistente para ambos, abrimos un diálogo reflexivo sobre lo que significaba este intercambio para cada uno de nosotros.  

Un miembro de la comunidad paga verduras orgánicas con la billetera GoodDollar en València, España.
Un miembro de la comunidad paga verduras orgánicas con la billetera GoodDollar en València, España

También empezaste a vender verduras orgánicas usando G$

Aquí tenemos un colectivo de personas que mantienen y cultivan alimentos, en base a los principios de la agricultura regenerativa, en un terreno gestionado colectivamente. Estan todos invitados a participar a aprender estas técnicas. Cuando una de estas personas – la mayoría de las cuales ya está es usuaria de Gooddollar – recoge alimentos para su consumo personal, aporta una cantidad de Gooddollar. Esto no es para pagar el alimento en sí, sino para contribuir al sostenimiento del espacio de producción.

En ambos casos, tú has creado un valor nuevo para productos que ya existían. Esto es el inicio de una economía circular. ¿Qué aprendiste de este ejercicio?

Ambas transacciones nos hacen reflejar y pensar de nuevo cuál es el proceso de transmisión de valor. Es algo todavía muy subjetivo. Llegamos a acuerdos basados en el valor social, ambiental y financiero que se transfiere en ambos sentidos con cada intercambio. El reto es reflejar esta suma de valores en un activo que los acumule y permita transferirlos posteriormente. Y ese es el Gooddollar.

Lo que mas necesitamos es empatia.

¿Cuáles son los desafíos clave para que GoodDollar sea exitoso, y como la comunidad puede resolverlas?

Sin duda el principal desafío es alcanzar una masa crítica de ciudadanos y usuarias que aporten confianza al G$ de la que surjan comunidades locales, que impulsen proyectos locales que se relacionan globalmente, que comparten visión, misión y, lo más importante, intención.

Yo creo que es necesario crear espacios en el proyecto para que se unan proveedores. Una de las personas de la comunidad, TravCrypto en Telegram, impulsó un primer marketplace al que se han unido personas ofreciendo servicios tasados en G$. Un muy buen primer paso. Con vista a futuro es necesario sacar ese marketplace a la calle, al comercio local. Para ello la comunidad debe generar sus propias herramientas.Mas que todo, lo que más necesitamos es empatía. La empatía para comprender las necesidades reales de otras personas que viven la pobreza y que necesitan alternativas inmediatas. Esto será vital para construir las propuestas que surjan desde la comunidad de Gooddollar.

Hay un segmento de usuarios que no entienden bien o confían poco en la sistema de GoodDollar, y por supuesto, están especulando

Estamos en un primer escalón de una escalera que no existe, que vamos construyendo nosotras mismas. Al final nos permite entrar en un ecosistema diferente que todavía no comprendemos, pero que sabemos que está ahí y que vamos a construir colectivamente. Es un camino lento; hace apenas 3 meses que Gooddollar vió la luz y un cambio de esta índole necesita mucho más tiempo.   

Qué dirías a otras personas que quieren unirse a GoodDollar?

Gooddollar no es el objetivo, Gooddollar es la herramienta. Cada una de nosotras es importante en el proyecto y juntas imprescindibles. Es el momento de inscribirse para reclamar cada día los G$ que correspondan y de salir a la calle, compartir el proyecto con nuestros círculos y empezar a construir alternativas al sistema actual.

No creo que Gooddollar sea una solución de emergencia que sirva para solucionar situaciones personales urgentes. Creo que necesita una mirada a largo plazo y que por el camino, poco a poco puede ir aportando cambios que mejoren la vida. El éxito no está en el destino al que se quiere llegar sino en el camino que se debe construir para ello.  

¿Eres nuestro próximo #GoodPerson? ¡Queremos saber! Envíenos un correo electrónico a community@gooddollar.org para nominarse a sí mismo o a un amigo.

¿Eres nuestro próximo #GoodPerson? ¡Queremos saber! Envíenos un correo electrónico a [email protected] para nominarse a sí mismo o a un amigo.

Cómo participar

  • Regístrate para empezar a reclamar G$
  • Siga GoodDollar en Twitter y Facebook
  • Únete a nuestro grupo di Telegram
  • Regístrate para recibir los #GoodNews semanales sobre noticias de renta básica, blockchain y finanzas abiertas

Back to Blog